Casa Pasiva, calienta tu casa gratis

Categoría: Energía
Publicado el Lunes, 24 Marzo 2014 23:57
Escrito por enochmm

 

 

 

La casa pasiva es un concepto de arquitectura que no es nuevo, pues ya a principios de los años ochenta se empezó a popularizar en Estados Unidos. El origen del nombre proviene del libro “Passive Solar Energy Book” de Edward Mazria donde se recogen las experiencias de viviendas que minimizan el uso de sistemas tradicionales de calefacción y refrigeración, y aprovecha las condiciones climáticas de cada lugar.

 

 

 

 

De esta forma el sistema de construcción dependía de la ubicación de la casa  y  de las condiciones climáticas de dicha localización pues para todos es bastante sencillo de entender que una casa de montaña se abrirá al sol del mediodía y cerrarla al viento frío, mientras que una casa de un clima desértico se recomienda protegerla del sol, del calor y que tenga buena ventilación.

Posteriormente se creó el estándar alemán Passivhaus que certifica una serie de edificaciones que cumplen dicha norma siendo el principio básico el mínimo consumo energético. Las necesidades de calefacción se limitan a la energía solar, los insumos metabólicos y un buen aislamiento, concediéndose la certificación a edificaciones con un consumo por debajo de 15kWh por metro cuadrado y año. Para reducir las necesidades energéticas se recurre por un lado al aislamiento para reducir las pérdidas, y por otro a aumentar la ganancia solar.

 

Para que una casa pasiva “funcione” debemos regirnos por dos principios básicos:

Reducir al máximo las pérdidas de calor:

La necesidad de calefacción es tan baja que puede ser suficiente el calor aportado por los aparatos de cocina, aparatos eléctricos y la recuperación de calor de la propia ventilación.

Maximizar la ganancia de calor:

El calentamiento global ocurre de forma pasiva, con el uso de calefacción solar pasiva a través de ventanas o fachadas de cristal. Y aprovechando el calor residual de aparatos eléctricos y el propio calor desprendido por los habitantes.

 

Este modelo frente al de la vivienda convencional, presenta muchas ventajas como son la gran economía en gastos de calefacción, un mayor confort térmico (tanto en verano como en invierno) y una excelente calidad del aire. Y todo ello se puede conseguir basándonos en el aislamiento térmico, la ventilación, la importancia de las ventanas y los puentes térmicos.

 

 

 

Aunque el estándar Passivhaus tiene una serie de reglas definidas,Aunque el estándar Passivhaus tiene una serie de reglas definidas (inclusive adaptando estas a climas más cálidos: sistema Passive-on), todos podemos aplicarlo en nuestra casa, siempre que busquemos los mismos objetivos térmicos y de eficiencia energética. Se ha calculado que el sobre coste necesario al aplicar este método de construcción oscila entre un 5% y un 10%, así el Passivhaus Institut cifra en un incremento de unos 7.500€ para una casa de 100 metros cuadrados. Aunque hemos de tener en cuenta que este tipo de edificaciones permiten una reducción del 70% en la factura energética.

 

Existen miles de ejemplos de casas pasivas y edificaciones no convencionales, pero aquí tienes unos cuantos si te has quedado con ganas de saber más:

 

 

En Ambinnovación utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Para saber más respecto al uso que hacemos de ellas mira nuestra política de privacidad.

Acepto cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information